1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://universo.about.com/od/Espacio/a/Materia-Y-Energia-Oscuras.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Materia y energía oscuras

¿Por qué es oscuro el cielo por la noche?

Por

Imagen de la radiación de fondo de microondas obtenida por el observatorio Planck

Imagen de la radiación de fondo de microondas (CMB) obtenida por el observatorio Planck

ESA, NASA and the Planck Collaboration
Desde hace muchos siglos este enigma ha traído de cabeza a los astrónomos. La pregunta crucial sería: ¿por qué es oscuro el cielo por la noche?, una pregunta que hoy conocemos como paradoja de Olbers, en honor de uno de los físicos que se cuestionaron ese fenómeno en el siglo XIX, pero que no se resolvió hasta el presente siglo.

El filósofo Thomas Digges observó en 1570 que, en contra de las ideas imperantes en su época sobre la infinitud del espacio, el cielo no estaba lleno de estrellas como sería lo lógico si el espacio no tuviera límites. Cada punto del cielo nocturno tendría que estar iluminado, así que concluyó que las estrellas más distantes son sencillamente demasiado débiles para verse y que sólo vemos las que están más cerca de nosotros.

¿Por qué es oscuro el cielo por la noche?

Pocas décadas más tarde, Kepler demostró que aunque fueran débiles las estrellas distantes, todo el cielo tendría que ser un resplandor de luz ya que tendría que existir también un número infinito de estrellas. Así que llegó a la conclusión de que existía un límite en el Universo a partir del cual no existían estrellas.

Incluso los físicos modernos dieron una solución no del todo satisfactoria: que en los 15 mil millones de años desde que el universo nació no había habido tiempo suficiente para que se llenase de luz.

En realidad, el cielo es oscuro porque está formado por un tipo de materia de la que desconocemos absolutamente todo, a la que se ha llamado “materia oscura”. Sólo a principios de los años ochenta se planteó este problema entre los científicos, quienes llegaron a la conclusión que el 90 por ciento de la masa de las galaxias lo forman materias y energías de las que desconocemos absolutamente todo.

Materia oscura

El concepto de materia oscura, como aquella materia que no emite radiación electromagnética suficiente para ser detectada por ahora, fue propuesto en 1933 por Fritz Zwicky como una conveniencia que explicara la velocidad de rotación de las galaxias, las lentes gravitacionales y la distribución de la temperaturas del gas caliente en galaxias y cúmulos de galaxias.

Energía oscura

Los astrónomos distinguen entre dos tipos de "terra incognita" en nuestra geografía celeste: la materia oscura y la energía oscura. La segunda produce la presión para que el universo se expanda. Cuando inflamos un globo, el aire que expelemos a su interior permite que se infle. En el universo, este desconocido aliento cósmico provoca la expansión del universo a una velocidad de 67,15 kilómetros por segundo por megaparsec (Ley de Hubble), según las recientes mediciones del observatorio espacial Planck.

Estas mediciones sugieren que el universo es al menos 100 millones de años más viejo de lo hasta ahora estimado y que el universo se distribuye en un 4,9% de materia ordinaria, un 26,8% de materia oscura y un 68,3% de energía oscura.

Energía oscura fue el concepto usado por primera vez por Michael Turner en 1998 y su distinción con la materia radica en que la energía es un campo que ocupa todo el espacio. La quintaesencia, que así es como se denomina a este campo que cambia en el espacio y en el tiempo, que no es inmutable como la constante cosmológica, y que, aunque sin demostrar su existencia, no sólo no se ha descartado, sino que cada vez más investigadores apuestan por incorporar ese modelo a sus propias teorías.

El poder de la materia y la energía oscuras

Todo el Universo está impregnado por una materia y una energía de la que desconocemos todo, sus propiedades y su forma de actuar sobre el cosmos: ¿son las partículas bariónicas, los neutrinos, las cuerdas cósmicas, agujeros negros, rocas en el espacio? Nadie lo sabe, pero lo inquietante del misterio es que la materia que vemos y de la que estamos fabricados parece ser un residuo, una escoria de la verdadera realidad, más fascinante y vasta que se oculta a nuestros sentidos. Miles de astrónomos han dedicado su vida a lo largo de los siglos a la observación de una minúscula parte de lo que de verdad existe ahí fuera.

Aunque no la entiendan, los físicos han vislumbrado el poder de la materia y la energía oscuras, elementos imprescindible para que todo funcione como un reloj, que impiden que el universo colapse sobre sí mismo y permita la vida sobre la Tierra.

Imagen: Imagen obtenida por el observatorio espacial Planck de la radiación de fondo de microondas (CMB) que muestra la distribución de la materia y la energía cuando el universo contaba sólo con 380.000 años de edad. Crédito: ESA, NASA and the Planck Collaboration

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.